16 marzo 2009

La música es sonido

La música es sonido, simple y físicamente, y a la vez un misterio. ¿Cómo logra ese sonido movernos interiormente?

Una noche cualquiera, cuando la deja frente a su casa, él se atreve por fin a declararle su amor. Ella lo mira absorta, con una alegría serena que lo hechiza. Y quedamente, casi en silencio, dice que sí; entonces, para no gastarse la magia del momento, se despide y lo deja solo a la entrada. Él, por un instante no quiere moverse ni respirar, luego no le importa que se vea tan ridículo riéndose solo, abrumado de dicha. Y se va, caminando ligero, dando saltos; pero ¿qué hace mientras se marcha? Canta, le brota una música feliz.

Algún día, después de 50 años, ella está sola y anciana. De algún lugar proviene esa melodía conocida. Ella se dice, como lo hacía cuando él aún estaba: “Están tocando nuestra canción”. Con toda naturalidad la entona, muy bajito, imperceptiblemente; y las lágrimas ruedan por sus mejillas. La música se lo ha traído de nuevo, como antes.

2 comentarios:

Lex Luthor dijo...

La verdad es que la musica inspira al alma, y el instante en que brota lo hace tan especial que al momento de suceder algo similar, los recuerdos del pasado llegan a ser tan hermosos.
"La musica inspira las emociones y las eleva en estado defelicidad"

nana dijo...

A muchos les parece una ridiculez cuando una chica de quince años escucha una canción y se emociona como loca "es nuestra canción" o "es mi canción"... esa capacidad de la música de devolverte sucesos, personas, miradas, sentimientos... es un sonido bendito. Un sonido que Dios nos brindó como un regalo especial lo mejor después de su dulce amor.